Qué hace una vacuna y cuál es su importancia Qué hace una vacuna y cuál es su importancia
A los pocos meses de nacer a los bebes les colocan vacunas, también cuando los niños van creciendo vuelven a colocarse, e incluso cuando... Qué hace una vacuna y cuál es su importancia

A los pocos meses de nacer a los bebes les colocan vacunas, también cuando los niños van creciendo vuelven a colocarse, e incluso cuando se es adulto, esto con el fin de prevenir enfermedades, pero concretamente ¿qué es una vacuna y cuál es su importancia?

Una vacuna es una preparación biológica que busca generar inmunidad contra enfermedades al estimular la producción de anticuerpos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que puede ser “una suspensión de microorganismos muertos o atenuados, o de productos o derivados de microorganismos“.

La vacuna contiene un agente parecido al microorganismo que causa la enfermedad el cual se basa en formas debilitadas o muertas del microbio o toxinas. Este hace que el sistema inmunológico reconozca al microorganismo como una amenaza y busque destruirla, guardando un registro de manera que lo pueda destruir si en un futuro entra al cuerpo.

Existen dos tipos de vacunas; las vacunas profilácticas que buscan prevenir enfermedades o que sus efectos sean menores, y las vacunas terapéuticas, las cuales se emplean en personas que ya padecen la enfermedad para reforzar el sistema inmunológico.

Algunas de las vacunas profilácticas son contra: Hepatitis A; hepatitis B; difteria, tétanos, tos ferina, poliomielitis, sarampión, rubéola y parotiditis, meningitis meningocócica C, Infección invasora por neumococo, Infección invasora por haemóphilus influenzae tipo b; varicela, fiebre tifoidea; fiebre amarilla y gripe. Mientras que entre las vacunas terapéuticas están las que son para tratar el cáncer y el VIH.

Wikipedia explica que dentro de las vacunas profilácticas hay varios tipos: Inactivadas: microorganismos dañinos tratados con productos químicos o calor que han perdido su peligro y activan al sistema inmune pero no se reproducen; vivas atenuadas: microorganismos cultivados bajo condiciones en las que pierden sus propiedades patógenas y provocan una respuesta inmunológica más duradera.

Asimismo, está la toxoides: componentes tóxicos inactivados procedentes de microorganismos, en casos donde esos componentes son los que de verdad provocan la enfermedad; acelulares: mezcla de componentes subcelulares purificados del patógeno contra el que se quiere inmunizar; y recombinantes de subunidad: utiliza la tecnología del ADN recombinante para introducir el gen codificante para un antígeno altamente inmunogénico en el genoma de un microorganismo productor para superproducir y purificar la proteína antigénica, que será la base de una vacuna.

Generalmente las vacunas se administran a través de una inyección, pero en ocasiones pueden ser mediante un vaporizador nasal u oral.

Debido a las vacunas se han podido prevenir enfermedades que antes causaban grandes epidemias y muertes, siendo una de las medidas sanitarias que mayor beneficio ha producido a la humanidad. A través de las vacunas se ha conseguido erradicar la viruela.

No pierdas la oportunidad de vacunarte para reforzar tu sistema inmune ante enfermedades que pueden ser mortales. De acuerdo a tu edad hay una vacuna o refuerzo indicado. Consulta a tu médico para mayor información.

Fuente:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

CERRAR