Origen del conejo de pascuas Origen del conejo de pascuas
En varios países europeos y en Norteamérica durante la celebración cristiana de Semana Santa se acostumbra a que el Conejo de Pascua esconda huevos... Origen del conejo de pascuas

En varios países europeos y en Norteamérica durante la celebración cristiana de Semana Santa se acostumbra a que el Conejo de Pascua esconda huevos para que los niños los encuentren.

Según Wikipedia el origen “de la tradición de comer huevos al finalizar el invierno es una reminiscencia de la Edad de Hielo. Tras el duro invierno, y cuando apenas quedaban provisiones, con la llegada de la primavera volvían las aves desde el sur al hemisferio norte y empezaban a poner huevos de los que se alimentaban los seres humanos hasta que podían volver a casar con la llegada de mejores temperaturas”.

lleva canastas llenas de huevos de colores y chocolate y se las deja a los niños

El Conejo de Pascua es un personaje en ocasiones con ropa, el cual lleva canastas llenas de huevos de colores y chocolate y se las deja a los niños.

Aunque su origen no está bien definido se tienen varias teorías sobre cómo surgió. Se dice que ya antes de Cristo el conejo era un símbolo de la fertilidad asociado con la diosa fenicia Astarté, a quien se le dedicaba el mes de abril.

Luego el conejo se transformó en una tradición en Alemania donde existía una leyenda sobre una mujer pobre que no podía ofrecer dulces a sus hijos por lo que escondió en el jardín huevos decorados, y los niños al ver a un conejo creyeron que había puesto huevos.

También señalan que el Conejo de Pascua vendría de Sajonia, lugar donde se honraba a la diosa Eostre en primavera, ya que la liebre era el animal emblemático de la diosa, y se mantuvo asociada con la Pascua.

Finalmente, el Conejo de Pascuas habría llegado a las celebraciones cristianas de acuerdo a una leyenda según la cual al momento en el que Jesús fue llevado al sepulcro había un conejo en la cueva el cual estaba muy asustado y veía como la gente lloraba por la muerte de Jesús.

Entonces el conejo luego vio como Jesús se levantó y salió de la cueva por lo que comprendió que era el hijo de Dios y decidió avisarle al mundo que no tenían que estar tristes porque Jesús había resucitado. De esa manera, el conejo decidió repartir huevos pintados como mensaje de vida y alegría.

Es a partir del siglo XIX cuando en Alemania se empezaron a fabricar los muñecos de chocolate y azúcar y luego en los países donde se celebra la tradición del Conejo de Pascuas. Así, ya no solo se reparten huevos de colores en los jardines para que los niños los busquen, también huevos de chocolate y figuras de conejos de chocolate lo cual indica la llegada de las pascuas.

Fuentes:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies