Mejorar la asertividad con hipnosis Mejorar la asertividad con hipnosis
Se conoce como asertividad al tipo de comunicación en el que el individuo no agrede ni se doblega a la voluntad de terceras personas,... Mejorar la asertividad con hipnosis

Se conoce como asertividad al tipo de comunicación en el que el individuo no agrede ni se doblega a la voluntad de terceras personas, sino que expresa sus pensamientos e ideologías de una manera respetuosa, haciendo respetas sus derechos.

La asertividad se ubica en el medio de las dos conductas habituales: la pasiva, cuando otros deciden por nosotros o hagan caso omiso de lo que tenemos que decir; y la agresiva, que hace presencia cuando no logramos ser objetivos ni respetamos la opiniones de los demás.

Este concepto se origina en un estado interno donde predomina la autoconfianza, dejando a un lado y obviando sentimientos influyentes como lo son la culpa o remordimiento, la pena, la ansiedad, o la rabia.

Una persona asertiva tiende a colocarse en los zapatos de los demás, entender su posición y sus argumentos, y respetarlos aunque no coincidan con sus creencias. La comunicación la practica de manera honesta, abierta y directa sin menospreciar ni maltratar a quien piense u opine distinto.

Generalmente, lo más común es que en ocasiones te encuentres en situaciones incómodas por haber dicho “sí” cuando lo que más deseabas era contestar con un corto y simple “no”. También puede suceder que te cueste aceptar elogios, y eso es lo que se denomina falta de asertividad.

Pero aunque se trate de algo común, no significa que sea lo más sano ni lo más adecuado. Lo ideal será aprender a practicar la asertividad para así incrementar nuestra confianza y autoestima, logrando que nos sintamos libres y cómodos para expresar de manera respetuosa aquello que pensamos.

De esta manera mejorará notablemente nuestra imagen ante la sociedad y nos haremos dignos del respeto de quienes nos rodean.

  • La hipnosis y la asertividad

Si eres de los que nunca puede decir que “no” cuando alguien le pide un favor, o rechazas los comentarios positivos que los demás hacen sobre ti, no cabe duda que eres una persona con baja asertividad.

Aunque creas que esto no representa un verdadero problema, lo cierto es que debes comenzar a trabajar en ello lo más pronto posible. Poseer un alto nivel de asertividad hará que transmitas confianza y libertad de expresión a tus allegados, y les harás saber que practicas la comunicación abierta, sincera y directa, sin miramientos ni respuestas originadas desde la culpa.

Como ya debes saber, la hipnosis consiste en lograr que el paciente entre en un estado de trance mental en el que se trabaja con la optimización de su conducta y respuestas ante diversas situaciones; con el fin de mejorar su calidad de vida.

Si tienes problemas para expresar tus ideas sin ofender a los demás o haciendo que las respeten, puedes intentar mejorar la asertividad con hipnosis. La mayoría de los programas se desarrollan de la siguiente manera:

  • Relajación mental:Se imparten técnicas de relajación con las que sea posible entablar una comunicación sin sentirse ansioso, siendo este el primer paso para lograr la
  • Repetición: El argumento debe ser repetido una y otra vez, de manera respetuosa y libre de tensiones, hasta que el individuo se dé cuenta que nada de lo que diga o haga nos hará cambiar de opinión.
  • Empatía: Trabajaremos la capacidad de comprender y aceptar las opiniones, sentimientos y acciones de los demás, poniéndonos en su lugar sin juzgarlo y sin necesidad de pensar que haríamos tal o cual cosa si fuéramos ellos.
  • Aserción negativa: Se trata de aprender a dar respuesta a las críticas reconociendo únicamente la parte de verdad existente, para posteriormente dar a conocer nuestra opinión al respecto o reconocer que el otro tiene razón y manifestar la voluntad de cambio que tenemos.
  • Indagación: Nos haremos de información mediante las afirmaciones de la otra persona, para así conocer sus motivos o razones y no caer en ningún tipo de manipulación.
  • Compromiso viable: Aprender a establecer una especie de tregua o acuerdo, sin doblegarnos, a fin de solucionar el “problema” y evitar el deterioro de la relación.
  • Mensajes firmes: En esta etapa, la última, se suele aprender a realizar una crítica de manera asertiva, sin que la otra persona se sienta atacada o agredida ante la misma.

Si te cuesta que tus opiniones sean escuchadas y aceptadas por los demás, no olvides seguir los métodos anteriores ya que la Hipnosis para la asertividad hará que mejores tu asertividad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

CERRAR