Los niños y las enfermedades reumáticas Los niños y las enfermedades reumáticas
Estar al pendiente de la salud de los pequeños de la casa es prioritario. En este caso hablaremos de las enfermedades reumáticas en niños.... Los niños y las enfermedades reumáticas

Estar al pendiente de la salud de los pequeños de la casa es prioritario. En este caso hablaremos de las enfermedades reumáticas en niños. Este tipo de padecimiento se basa en todas aquellas dolencias que afectan a las estructuras del aparato locomotor y que no se producen como consecuencia de golpes o traumatismos.

Atenta a lo que puede sentir tu hijo según su edad para detectar a tiempo este padecimiento

Hay muchos síntomas que te ayudarán a detectar si tu hijo está sufriendo de este tipo de dolencia: dolor, dificultad para mover las articulaciones, rigidez al levantarse por las mañanas, síndromes febriles prolongados, manchas recurrentes en la piel, cansancio y descenso de peso. Recuerda que estos síntomas también pueden darse en otras enfermedades, es por esto que es importante que acudas a un especialista para que le realice al niño un examen físico haciendo énfasis en el músculo esquelético.

En los niños pueden detectarse un sinfín de padecimientos reumáticos, pero según revistabuenasalud.com “Las más comunes son aquellas que inflaman las articulaciones, como la artritis idiopática  juvenil (en realidad no es una sola enfermedad, sino un grupo de enfermedades), otras enfermedades llamadas sistémicas que pueden enfermar varios órganos internos además de los músculos y articulaciones como el  lupus eritematoso sistémico, las miopatías inflamatorias y las vasculitis; y otro gran grupo de enfermedades no inflamatorias de frecuente observación, como son los dolores funcionales o llamados dolores de crecimiento”

Se debe tomar en cuenta que el inicio de la enfermedad no es el mismo para todos los pacientes, algunos niños pueden empezar con fiebre alta y erupciones en la piel, aumento de tamaño de los ganglios, bazo e hígado, entre otros. Puede afectar tanto pocas como más de cinco articulaciones.

Los síntomas van a variar según la edad. Atenta a lo que puede sentir tu hijo según su edad para detectar a tiempo este padecimiento:

  • Lactantes: disminuye la movilidad de algún miembro articular.

  • Niños pequeños que deambulan: impotencia funcional o la percepción de los padres luego de un traumatismo banal de inflamación articular.

  • Niños en edad escolar: dificultad para escribir, vestirse, limitación para realizar sus actividades habituales y/o rechazo para ir a jugar.

  • Niños mayores o adolescentes: se da una localización precisa del dolor, hay una cronología de evolución clínica y sus síntomas.

La genética va a ser un factor fundamental ya que por herencia el niño va a estar predispuesto a sufrir esta enfermedad y por cualquier estímulo como infecciones, situaciones de stress emocional, entre otros puede comenzar a desencadenarse este padecimiento.

Si tu hijo sufre de alguna enfermedad reumatoide, es muy importante todo el apoyo que la familia le puede brindar para salir adelante desde la hora del diagnóstico hasta en el cumplimiento del tratamiento. En fundamental que el grupo familiar se informe y se eduque para ayudar al afectado por el padecimiento de esta enfermedad, ya que en muchas ocasiones son de larga evolución.

Fuente:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

CERRAR