5 Hábitos que acaban con las relaciones de pareja 5 Hábitos que acaban con las relaciones de pareja
Cuando estamos comenzando en una relación ocasionalmente no nos damos cuenta de aquellos pequeños defectos que tiene nuestra pareja, pero con el paso del... 5 Hábitos que acaban con las relaciones de pareja

Cuando estamos comenzando en una relación ocasionalmente no nos damos cuenta de aquellos pequeños defectos que tiene nuestra pareja, pero con el paso del tiempo todo lo que no es tan positivo se agudiza.

Algunas actitudes se vuelven repetitivas y pueden ocasionar graves fisuras en las relaciones de pareja.

“Algunas personas evitan decirles la verdad a sus parejas para no discutir”

Los comportamientos negativos como espiar el celular del conyugue, celar de forma constante al otro, pelear por cualquier cosa, pedirle que cambie, exigir, son malos hábitos que pueden ocasionar que cualquier relación se destruya.

Algunos malos hábitos que destruyen una relación en muy poco tiempo según los especialistas son los siguientes:

  • Callar. Algunas personas evitan decirles la verdad a sus parejas para no discutir, callar, disimular y omitir la verdad delante del otro es una conducta muy perjudicial. Con el paso del tiempo, aquella persona que guardó silencio terminará estallando debido a la ira contenida.

    Además, evitar la confrontación también equivale a evitar el dialogo “si la relación le interesa tiene que confrontar a su pareja, con respeto. Si está muy alterado cálmese, cuente hasta diez. Pero hable. El silencio es una forma de agresión y no hablar con el otro de lo que siente y piensa puede acabar con el vínculo” comentan en El Pais.com.

  • Espiar el celular. Todos tenemos derecho a mantener nuestro espacio. Tener pareja no implica abandonar la privacidad a la que tenemos derecho. Las personas que espían a sus parejas fomentan la desconfianza y generan gran tensión entre ambos.De igual modo, este tipo de comportamiento demuestra una falta absoluta de amor propio.
  • Comparar. Comparar a la pareja con otras personas no es sano. Mucho menos hacerlo con tus ex parejas o personas que admiras “las comparaciones que invalidan a la pareja acaban con la complicidad y el encanto de la relación. Son muy hirientes porque nos hacen sentir inútiles” recalcan en El País.com.
  • Hablar mal de la familia del otro. Todos sabemos que cada familia tiene sus defectos y virtudes, sin embargo, más allá de esto el amor que cada uno le profese al núcleo de donde proviene no debe cuestionarse. Hablar mal de la familia del conyugue puede ser un gran problema  que termine lesionando totalmente la relación.
  • Exigirle al otro que cambie. Cuando le exigimos al otro que cambie ciertas conductas, le estamos diciendo indirectamente que no lo aceptamos tal cual es,y esto representa un completo error. Además, que las personas no cambian ni después del matrimonio ni luego de vivir juntos.

    Es un error  aceptar a alguien y querer transformarlo luego de consolidada la relación, la persona puede sentirse estafada o engañada y desear terminar la relación lo antes posible.

Si tu intención no es dar fin a tu relación de pareja, entonces evita cometer los errores que te hemos mencionado. Céntrate en ser feliz

Fuente:

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies